Consecuencias de hipospadia ¡Conócelas para evitarlas!

Las consecuencias de hipospadia son graves si no son corregidas a tiempo. Es importante el tratamiento para evitar secuelas y permitir el desarrollo normal del uso del baño y las relaciones sexuales en la vida adulta.

¿Cuáles son las consecuencias de hipospadia?

Esta anomalía congénita que impide orinar de forma correcta, en algunos casos acorta el pene o lo curva cuando hay una erección, debe tener tratamiento. En los casos necesarios recurrir a cirugía ya que es un método muy eficaz para subsanarlas.

Cuando en edad temprana las secuelas son subsanadas y evitadas, es decir, son evitadas que aparezcan después, mejora muchísimola calidad de vida del bebé y proporciona relaciones de parejas normales cuando el niño crece y se hace adulto. No obstante, vamos a describir las secuelas de hipospadia y sus consecuencias para que las tengas presentes:

  • Obligación de orinar siempre sentado.
  • Dificultad para mantener relaciones sexuales.
  • Retención urinaria.
  • Infecciones de las vías urinarias.
  • Impotencia.
  • Infertilidad.
  • Bullying y problemas escolares

hipospadia consecuencias

Orinar de pie

Aunque la cultura actual cada vez facilita más que los hombres miccionen sentados en muchos casos tener la obligación de hacerlo así conlleva problemas sociales y de ámbito circunstancial.

Es común que los niños orinen juntos en los baños y tener que hacerlo sentado puede provocar un estigma social, malas relaciones escolares y problemas de bullying.

Relaciones sexuales

Debido al acortamiento de la uretra el pene cuando está erecto sufre una curvatura mayor de lo normal. Esto puede provocar que la penetración en las relaciones sexuales sea difícil e incluso imposible.

Aunque no todas las hipospadias tienen consecuencias similares sí que es muy probable que a medida que el niño crece la deformidad del pene sea mayor.

Asimismo, según el lugar donde esté situado el orificio de la uretra el semen saldrá de forma que impida alcanzar la fecundación del óvulo, como por ejemplo en los casos de hipospadia glandular, peneana o penoescrotal. Así que es muy probable que exista infertilidad y problemas para concluir el coito de forma satisfactoria.

Retención urinaria

Algunos pacientes tienen la abertura de la uretra muy pequeña y dificulta la expulsión de la orina. Esto puede provocar retención de fluidos e infecciones de las vías urinarias que se repetirán mientras no sea ensanchado el conducto de la uretra.

Impotencia

impotencia sexual e infertilidad a causa de padecer hipospadiaSegún la longitud del conducto de la uretra aparecerá una curvatura mayor o menor. En los casos donde es muy pequeña es posible detectar casos de impotencia por hipospadia. La operación puede corregir muchos de los estragos y consecuencias que produce.

Infertilidad

A la dificultada para mantener relaciones sexuales satisfactorias hay que sumar el riesgo de infertilidad. Cuando la apertura de la base del pene, sobre el glande, no es adecuada la eyaculación puede ser pequeña, poco caudalosa o débil.

Es bastante frecuente encontrar pacientes con hipospadia infértiles.

Bullying

Si los compañeros de clase detectan que el niño tiene un pene diferente es potencialmente un caso de mofa y burla. Los casos de bullying por hipospadia son frecuentes. El tratamiento y la operación evitan en la mayoría de los casos la incapacidad para relacionarse con otras personas en vestuarios o a la hora de ir al baño.

¿Es posible corregir una hipospadia?

Existen diferentes métodos y tratamientos para hipospadia. Todos ellos son adaptados a cada caso en concreto. Para el paciente que tiene una deformidad leve del pene pueden indicarse métodos alternativos a la cirugía, pero siempre bajo la supervisión y evaluación del urólogo, el médico encargado de aparato urinario.

En los casos de hipospadias graves la operación subsana el acortamiento de la uretra y corrige la dificultada para orinar, así como otras posibles consecuencias de hipospadia.