Hipospadia en niños y bebés, tipo leve y grave

La hipospadia en niños es una malformación del pene bastante rara. Aunque la detección de esta anomalía en la estructura de la uretra es poco frecuente lo normal es que sea diagnosticada en el bebé, al poco de nacer.

Qué es Hipospadia en niños

En ocasiones el diagnóstico es a los pocos días o a las semanas del nacimiento debido a que la piel del prepucio está formada normal y el orificio de la uretra está en otra posición diferente del glande. Así que el defecto de nacimiento puede pasar desapercibido durante las primeras horas de vida.

No obstante, como impide la micción normal en poco tiempo hay una clara visión de que en realida existe una hipospadia en el niño. Podemos definir una hipospadia de niño como la malformación en el pene y el acortamiento del conducto de la uretra. Este situa el orificio del glande en la parte posterior del glande o en otra área del pene, más abajo hacia la base o ciincluso en la unión de la bolsa escrotal.

hipospadia en niños

Tipos de hipospadias en niños

Según la localización del orificio de la uretra hay diferentes grados de hipospadias infantiles. Estas se caracterizan por tener mayor o menor gravedad. Cuando más abajo está el agujero del pene se considera que es peor por los trastornos y secuelas de la hispospadia que puede tener en el desarrollo del niño. Los tipos de hipospadias en niños son:

  • Glandular
  • Distal
  • Proximal o peneana
  • Penoescrotal

Hipospadia glandular infantil

La principal característica es que la parte final del conducto por donde es expulsada la orina está un poco más debajo de lo normal, algo más arriba del frenillo pero más debajo de la posición normal. Las hipospadias glandulares son las de menor grado dentro del grupo de esta malformación genética del pene.

Distal infantil

En este caso el conducto de la uretra puede aparecer más abajo, cerca del frenillo en la parte posterior del glande. Como el tubo es más corto puede producir curvatura del pene y mayores dificultades para miccionar.

¿Una hipospadia leve en niños es una glandular?

Generalmente sí, aunque pueden darse casos en los que el urólogo indique que se trata de otro tipo. Como la hipospadia glandular en niños es la que menos problemas desarrolla en la vida del niño, lo común es que sea la llamada “hipospadia leve en niños”.

Peneana en bebés y niños pequeños

La también llamada “proximal” es bastante más grave y por lo tanto no es leve. La malformación del conducto de la uretra provoca deformidad en el pene, mucha curvatura y la micción difícil de controlar. Esta debe realizarse por un agujero en el escroto en lugar de por la punta del pene. La hipospadia proximal en niños es uno de los casos más graves en malformaciones del miembro masculino aunque, por suerte, se da en pocos casos.

Penoescrotal

En muchos casos está considerada como peneana ya que la localización del final de la uretra está en la bolsa escrotal, a la altura de los testículos. Es frecuente que, al ser el tubo por donde pasa la orina más corto de lo normal, termina antes del glande, las consecuencias y secuelas sean superiores en caso de no tratarla. La hipospadia penoescrotal necesita, para subsanarla es necesario acudir a la cirugía que explicamos a continuación.

Cirugía hipospadia

cirugia hipospadiaEstá recomendado realizarla antes de los 2 años de edad. Cuanto antes pasa el niño por la cirugía de hipospadia mejor.

Este tipo de cirugía corrige el error en la formación de la uretra desde el nacimiento. Estira el conducto y lo sitúa en la parte alta del pene, en el glande.

Los beneficios que tiene para una hipospadia su operación es evitar que los desechos del organismo se acumulen. La orina es muy tóxica y contiene patógenos y tóxicos que hay que evacuar rutinariamente. Los niños que no pueden por una hipospadia son propensos a padecer infección de orina y enfermedades del aparato urinario.

Es posible que el niño necesite una serie de técnicas quirúrgicas para reparar por completo la hipospadia, tales como meatoplastia, uretroplastia y glanduloplastia.

¿Es posible una hipospadia leve en bebés?

fotos de hipospadia en bebes o hipospadias infantilAl ser una malformación congénita, que es producida en la etapa intrauterina es visible en el nacimiento. La hipospadia leve en bebés es poco frecuente pero afortunadamente entre el urólogo y el cirujano que trata el pene pueden dar solución y tratamiento adecuado.

Qué no hacer con una hipospadia infantil

  • No realizar la circuncisión.

Está totalmente contraindicado extirpar el prepucio del pene. Para poder realizar una circuncisión es necesario que el niño esté operado y el urólogo de el viso bueno.

Además, no hay que sugestionarlo, dándole la importancia que tiene pero no más de la normal. Como lo normal es que el diagnóstico sea precoz, a medida que el niño se desarrolla no tendrá constancia de los problemas de esta patología.

No obstante, siempre debes acudir a un urólogo privado o a uno de la seguridad social. En caso de no tratarse en la edad infantil es recomendable consultar con un psicólogo o psiquiatra para que oriente y fortalezca la psique del niño mientras es tratada la hipospadia infantil.