Hipospadia Penoescrotal o Escrotal, cuando el orificio del pene está en el escroto

La hipospadia Penoescrotal es una anomalía en la formación del final de la uretra. Esta patología de nacimiento tiene la característica de situar el orificio del pene cerca de los testículos en lugar de en el glande.

Qué es hipospadia penoescrotal

Malformación congénita del orificio del pene. Este está ubicado en un lugar incorrecto, teniendo en cuenta la generalidad de los varones humanos.

Existen diferentes tipos de hipospadias y cuanto más abajo, más cerca de los testículos termina la uretra mayor es la gravedad. La hipospadia penoescrotal, también llamada “escrotal” produce síntomas más graves que los otros tipos. Afecta en mayor grado al desarrollo normal y funciones fisiológicas de la persona.

foto de hipospadia penoescrotal

Consecuencias y problemas derivados

  • Dificultad o impedimento para que el pene entre en erección completa.
  • Problemas de fertilidad.
  • Molestias y dolor al miccionar.
  • Trastornos para miccionar.
  • Conflictos psicológicos.
  • Forma anómala del pene, mayor curvatura.

Al problema fisiológico hay que añadir los problemas mentales psicológicos que este tipo de malformación congénita puede provocar. Cuando no es subsanada la hipospadia penoescrotal en la infancia el niño puede desarrollar dificultad para miccionar de pie y expulsar el chorro de orina de forma correcta, siendo este un problema tanto para el desenvolvimiento normal a la hora de orinar como con el entorno de los compañeros. Existen una serie de consecuencias de hispopadia que conviene eliminar cuanto antes.

pene incurvado por hipospadia

En la escuela los pacientes de hipospadias pueden sufrir bullying y acoso escolar. A los problemas normales que este tipo de patología tiene hay que vigilar el estado mental del niño.

Diferencia entre hipospadia peneana y penoescrotal

Diferencias entre hipospadias-penoescrotal y peneanaEl meato debe estar situado en el glande pero en estos pacientes aparece más abajo, en la cara posterior del pene. La hipospadia peneana está diagnosticada cuando el final de la uretra está justo antes de los testículos. En cambio, la diferencia con hipospadia penoescrotal es que este aparece localizado más abajo, en la bolsa del escroto, cerca del surco balanoprepucial y la base del pene.

La hipospadia escrotal o penoescrotal es uno de los casos más severos de la malformación del órgano genital masculino. Cuanto mayor es el grado más se modifica el pene, pudiéndose curvar mucho debido a que los conductos no alcanzan el recorrido adecuado.

¿Por qué es más grave la hipospadia peno escrotal?

Debido a que desde el meato hasta el glande no hay cuerpo esponjoso aparece la formación de una banda fibrosa. Estas fibras producen curvatura peneana y tensión en la cara ventral del pene. La forma es muy curvada, dando sensación de arco o media luna.

En función de la localización del meato, si es más proximal aumenta el grado y, por tanto la complejidad de la operación de hipospadias. El aspecto del pene es diferente, pudiendo llegar incluso a recordar a un clítoris hipertrófico.

Esta curvatura en los casos de hipospadia severa llega a enfocar el glande hacia el escroto. En algunos casos la base escrotal está bifurcada por la tensión, además de existir cuerpos cavernosos deformes y una aplasia de los tegumentos ventrales. Debido a esto nada más nacer el bebé puede confundirse el pene hipoplásico con un clítoris muy desarrollado. El aspecto feminoide es elevado si aparece también una ectopia testicular, es decir, una anomalía congénita que tiene la característica de mostrar un testículo a una altura diferente.

Solución a la hipospadia

La mejor forma de tratarla y curarla es mediante cirugía. Es el único camino que asegura resultados satisfactorios. La operación de hipospadias debe realizarla un cirujano plástico.

Después de la intervención de uretroplastia el meato urinario permitirá una correcta erección del pene. Además de la uretroplastia es necesario realizar una ortoplastia, operación para el pene incurvado que corrige la anomalía y permite que pueda practicarse el coito con normalidad y proporcionar una funcionalidad correcta, tanto para expulsar el chorro urinario como para mantener una erección correcta.

Asimismo, la solución para hipospadias mejora el aspecto estético, siendo recomendable aplicarla durante el primer y segundo año de vida del paciente.